lunes, 10 de julio de 2017

Y de repente al Gobierno le interesa que suban los salarios.



¿Recuerdan el fin principal de la reforma laboral de 2012?


Recuerdan cuando a principios de año 2017 se pedía moderación salarial, como si no la hubiera.

Ahora se solicita a la patronal que se suban los salarios.

¿Por qué se pide esto?¿Y en qué cantidad?

¿Hay que exigir mejora de poder adquisitivo o solo en función de la productividad?

Parece ser que al señor Montoro la negociación del techo de gasto ya le ha supuesto ciertas concesiones con Ciudadanos, los partidos Canarios y las comunidades autónomas en general y esto empieza a descuadrar los presupuestos del Estado para el 2018.

Por otro lado, la seguridad social no consigue aumentar la recaudación como era de esperar a pesar de anunciar a bombo y platillo la gran creación de empleo de mayo y junio, ya que realmente la masa salarial del conjunto de trabajadores está cayendo y con ello la recaudación.

En dos palabras: si el gobierno quiere que aumenten las cotizaciones sociales y al mismo tiempo aumentar la recaudación impositiva no queda otra que conceder algo más a los trabajadores para que a su vez puedan consumir más y el Estado recaude más.

Ya me canso de indicar que el gran problema de fondo de la economía de hoy es el aumento de la desigualdad social, no solo porque no es ético, sino porque finalmente crea problemas presupuestarios a un país.

LECCIÓN: no se puede cargar indefinidamente la recuperación económica en las clases menos favorecidas.

Esto es como si uno tiene una vaca y cada día le da uno menos de comer y espera obtener más leche.


La política de hoy día lo que menos tiene es de ideología y lo que le sobra es conveniencia.Y si no observen como en cuestión de días incluso se vota en contra y a favor de la misma proposición.

¿Qué ha cambiado en todo este tiempo?¿La necesidad de las partes o sus intereses?

No hay comentarios:

Publicar un comentario