martes, 27 de enero de 2015

¿Grecia puede seguir en el euro endeudándose más o pidiendo una quita?




Esta pregunta la tienen que contestar en las próximas reuniones que tengan los dirigentes de Grecia con las autoridades europeas.
¿Se puede dar otro voto de confianza(prestar más) a Grecia y darle tiempo para que revierta la situación adversa de sus finanzas? ¿Y con qué medidas Grecia pretende revertir su economía?
Las primeras medidas tomadas en Grecia son :
-Salario mínimo de 751€.
-Más funcionarios y mejor pagados.
-Electricidad gratuita para las familias en riesgo de exclusión.
-Reapertura de la televisión pública.
Como se puede observar todas estas medidas suponen dedicar más recursos públicos cuando ya de por sí se tiene un economía deficitaria y una deuda del 176% del PIB.
Se trata de unas medidas que van en contra de la austeridad pero que no nos indican cómo van a equilibrar sus presupuesto.
En otros artículos que escribí, ya hace tiempo, planteé cuál es el orden de actuación ante situaciones como la que tiene Grecia:
1º-Eficiencia del sector público: probablemente esta es la razón por la cual países como Grecia o incluso España se encuentran como están. Un sector público al que no se le exige un uso eficiente de los recursos suele ser el inicio de los déficit públicos que se van retroalimentando año a año llegando a una situación insostenible.
Planes E sin analizar realmente la necesidad y rentabilidad social del gasto, empresas públicas mal gestionadas, asesores que en realidad son personas de confianza(voto pagado), mala gestión de compras del sector público cuando se le supone un poder de negociación altísimo dado el volumen de compra, por ejemplo en la sanidad.
Estos son algunos de los ejemplos que explican por qué no se administra de forma medianamente eficiente el gasto público.
2º-Establecimiento de prioridades: una vez que el sector público administra eficientemente
los recursos públicos y aún así no llegan para cubrir todas las necesidades públicas, uno se debe plantear reducir presupuesto en aquellas actividades que son menos necesarias para la sociedad.
¿Qué tres o cuatros servicios públicos son imprescindibles para la sociedad?
Estarán de acuerdo conmigo que la sanidad debe ser la columna vertebral del país, al que debe seguir en prioridad la educación y laspensiones.Creo que estos tres pilares son imprescindibles para que cualquier país no cojee.Tocar de lleno cualquiera de estos tres pilares, como se ha hecho, es olvidarse del concepto de prioridad.
3º-Recortes o austeridad como está tan de moda decir: esta es la última medida a la que debe llegar un gobernante, y más aún si no se han llevado a raja tabla el cumplimiento de los dos principios anteriores.
Lo peor que puede hacer un gobernante es recortar indiscriminadamente sin haber buscado primero un sector público eficiente, y llegado el caso con gasto priorizado.
Me temo que hasta ahora las medidas propuestas por el gobierno griego no han empezado de lleno por el principio de eficiencia; tan solose ha reducido el número de ministerios de 18 a 10, pero esta decisión no quiere decir de por sí que se consiga una aumento de eficiencia del sector público.
¿Seguimos prestando más a Grecia, se realiza una quita de deuda o simplemente no confiamos que mejore con las medidas que se proponen y es mejor que salga del euro?
Alguno pensará que si Grecia sale del euro habrá fracaso el mismo.
Mi opinión es muy clara, la situación por la que pasa media Europa no tiene la culpa la moneda, sino la actitud irresponsable de sus dirigentes, los políticos, que han visto en el crédito, en el endeudamiento y en la política monetaria como la clave para resolver todos los problemas económicos.
El problema tuvo su origen en el excesivo endeudamiento y pretendemos solucionarlo de la misma forma que lo creamos, incentivando el crédito.
Si el crédito no se comporta como el aire con el fuego(sirve para avivarlo y para apagarlo)que creo que no, provocaremos un problema aún mayor. Espero equivocarme.

miércoles, 21 de enero de 2015

¿Qué busca el BCE?¿Inflación,crecimiento y empleo o financiar al Estado?


Últimamente estamos acostumbrados a oír decir que el BCE puede influir notoriamente para conseguir una inflación del 2%, crecimiento y empleo. Parece la institución internacional capaz de resolver todos lo males de nuestra economía simplemente imprimiendo dinero.

¿Cuántos años han tenido que pasar para darnos cuenta que las crisis económicas se resuelven simplemente emitiendo más dinero y dárselo casi gratuitamente a bancos y éstos al Estado, o directamente al Estado?

¡Ah!, que no todo el mundo piensa así. ¡Menos mal!

Lo de que es necesaria una inflación del 2% para tener una economía pujante y sana no sé de qué iluminado salió, pero pocos economistas lo rechazan.

¿No sabían ustedes que si tuviéramos un banco central moderado con su política monetaria tendríamos habitualmente deflación?

En economías que se incentiva la competitividad, la investigación, el desarrollo y la  innovación, lo normal es que se produzcan cada vez bienes y servicios de más calidad y no necesariamente más caros.
En efecto, en una economía sana lo normal sería la existencia de deflación y de tipos de interés positivos; lo normal sería que el dinero tuviese más capacidad de compra con el paso del tiempo.

¿Qué justifica la existencia de un banco central ?

Según mi entender son dos las razones confesables para que exista un banco central:

1ª-Impresión del dinero y renovación del dinero deteriorado.
2ª-Acompasar la impresión de dinero al aumento de la producción real.

Las otras funciones que se le atribuyen al banco central(manipulación de tipos de interés, tipos de cambio e inflación)con la excusa de que es con el fin de estabilizar la economía no son reales en la mayoría de sus intervenciones, y sobre todo hoy día.

¿Qué creen que ocurriría hoy ya con los tipos de interés de deuda pública en mínimos, cuando no negativos, si no prestara el banco central europeo o nacionales al Estado?

¿Creen ustedes que los tipos de interés de la deuda pública se aproximan a los que sería de mercado libre? Ni de lejos.

¿Estaría dispuesto alguno de ustedes a prestar al Estado a sabiendas de que su deuda pública crece sin control y si no existiese el banco central de último garante?¿Y a los tipos actuales?

¿Y la banca nacional está dispuesta a seguir adquiriendo deuda pública a los rendimientos actuales?
Empiezan a surgir dudas y a temer un impago de deuda pública.

¿Qué ocurriría si no siguiera interviniendo el BCE, como hizo Suiza con el tipo euro/franco suizo?
Pues lo que ocurre cuando se manipula un mercado hasta el absurdo y de repente se deja que las fuerzas del mercado determinen los precios reales. Un cambio brusco de precios muy difícil de asimilar para los agentes económicos afectados por el mismo negativamente.

Que tengamos unos tipos de interés de la deuda pública en mínimos y un tipo de cambio euros /dólar en caída puede parecer muy beneficioso para nuestra economía hoy, pero al parecer no son suficientes para impulsar la inflación al 2% deseado.
Pero por qué el BCE quiere inflación o la pretende cuando además tenemos un mercado laboral de subempleo. Solo dando el dinero a los trabajadores podríamos tener inflación y de forma temporal.

Pretender inflación hoy es añadir un desajuste más a la economía: el BCE puede emitir dinero barato para la banca y Estado pero a día de hoy no puede decidir si ahorramos y en qué gastamos nuestras pocas rentas de las que disponemos hoy.

Que haya más dinero en la economía no quiere decir que necesariamente se transforme en más actividad; al contrario estamos sufriendo una caída de la velocidad de circulación del dinero.

La razón es muy simple, tenemos más dinero que no representa trabajo, dinero que ha salido de la nada.

La última pregunta:

¿Por qué últimamente hay preferencia por el uso de la política monetaria en lugar de la fiscal?

Muy simple: la política fiscal es más notoria sobre nuestros bolsillos y eso los políticos lo saben.
Es más cómodo y rápido pedir prestado al BCE que pedir más impuestos al la población, y más si se avecinan tres procesos electorales en un año.

Que no nos engañen ,el dinero que sale de la nada en realidad es como si fuera impuesto.

Primero fue el trabajo, luego el trueque y después el dinero.

El trueque tenía sus desventajas, pero una ventaja que no tiene el dinero, le imposibilidad de que a uno le den dinero que no representa trabajo.

jueves, 15 de enero de 2015

Bancos centrales. ¿Estabilizadores o desestabilizadores?


Alguno de ustedes les llamará la atención la pregunta que hago en el título del artículo ya que se supone que los bancos centrales tienen como función esencial estabilizar la economía.

Sin embargo, si hacemos un poco memoria de los últimos 10 años podemos ver cómo han sido los culpables de desestabilizar la economía y tratar de manipular los mercados llevando a los mismos a situaciones absurdas(boom inmobiliario, tipos de interés de negativos, incertidumbre bursátil, etc).
Fíjense si se pueden crear situaciones absurdas que hoy día podemos ver tipos de interés negativos convivir con una deflación que ya es una realidad.

¿No se han dado cuenta que hoy día no es necesario tener el dinero en el banco si pretenden cobrarnos por tenerlo ya que hay deflación?  

El caso del banco central suizo es una muestra más de que no se puede estar actuando contra el mercado de forma indefinida.
Parece mentira que a día de hoy todavía se pretendan controlar los tipos de cambio de una forma más o menos estricta. El resultado final es la impotencia de ir contra el mercado indefinidamente y crear una volatilidad en un solo día perjudicando en muchos casos al tejido empresarial del país.

Seguro que muchos de ustedes dirán que alguno habrá salido ganando con estos cambios tan bruscos.
En el caso del banco central suizo ya que no anunció sus medidas, el conocerlas de antemano es una ventaja clara para poder haber especulado.Seguro que alguno se ha aprovechado de esta información.

Hoy día para ser un buen analista financiero es tan importante realizar un seguimiento muy de cerca de las acciones de los bancos centrales como entender de análisis técnico y fundamental. Ya sabe, si se dedica a esto de las finanzas procure tener a alguien bien informado de lo que van a hacer los bancos centrales, ya que esta información será tan valiosa como saber de análisis técnico y fundamental.

Efectivamente, los bancos centrales se están convirtiendo en protagonistas de los cambios bruscos en los mercados financieros.

¿Si los bancos centrales no son capaces de estabilizar la economía, que es para lo que se crearon, creen ustedes que realmente son útiles para relanzar la economía?

Información sobre coste de llamadas telefónicas





Las tarifas planas de voz que se contratan con las operadoras en paquetes no incluyen números de tarificación especial. El regulador de mercado (CNMC) y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y aclaran cuánto cuesta cada uno de ellos:

Números 900 y 800: son gratis
Los números que empiezan por 900 y por 800 son gratis para el que llama. Se denominan de cobro revertido automático, lo que significa que quien paga la llamada íntegramente es la compañía que tiene contratado ese número y recibe la llamada, señala la CNMC en su blog. No hay que confundirlos con los 803, 806.
La OCU puntualiza que algunas empresas bloquean las llamadas desde determinados lugares. Así pone por ejemplo una empresa que solo ofrece servicio en una comunidad autónoma, puede bloquear a quien llame a su número 900 desde fuera de ella,

Número 901: se paga una parte
El coste se reparte entre el usuario, que pagará una parte, y la empresa que tiene contratado el 901, que pagará la otra parte. Por eso, son más baratos que los 902.
La OCU señala que es un número habitual en la Administración pública y su precio depende del operador, pero el coste se dispara si se llama desde un móvil.

Número 902: todo lo paga quien llama pero el precio es moderado
Quien marca un 902 paga el coste íntegro de la llamada que, además, no suele estar incluida en las tarifas planas de voz. Los números 902 cuestan más caros que una llamada provincial, pero son más baratos que una llamada nacional (que sí suele estar incluida en los planes de voz de las operadoras fijas).
La CNMC explica que el precio se estableció así “con el fin de que si un usuario llamaba a un número 902, localizado fuera de su provincia, pagara algo más que por una llamada provincial, pero menos que por una nacional”.
Para las empresas que contratan un 902, la ventaja “tener centralizados sus servicios bajo el paraguas de un mismo número”, dice la CNMC.
Su nombre técnico es “números de tarifas especiales sin retribución para el llamado”, lo que significa que la empresa a la que llamas no recibedinero por esa llamada.
La OCU denuncia sin emabrgo que, aunque ni los 902 ni los 901 fueron diseñados para que las empresas sacasen beneficios con las llamadas, “la realidad es que las compañías telefónicas incentivan a las empresas para que los usen”, ya que los márgenes son muy elevados.
Una llamada de cinco minutos a un 902 puede costar en torno a 0,5 euros si se llama desde un fijo pero más de 2,5 euros si se llama desde un móvil, dependiendo de la operadora.

Números 803, 806, 807, 905: todo lo paga quien llama y el precio se dispara
Son números de tarificación adicional, y su precio suele ser muy elevado, ya que una parte del beneficio es para la compañía telefónica y otra para la empresa que presta el servicio.

- 803: Servicios exclusivos de adultos
- 806: Servicios de ocio y entretenimiento
- 807: Servicios profesionales
- 905: televoto (se paga un importe fijo por llamada).

El coste dependerá del número que siga al 803, al 806 y al 807. La CNMC da un indicador de precios, que va desde 0,35 euros por minuto hastamás de 3 euros por minuto. En cualquier caso, explica la CNMC, “los que tienen un precio superior a un euro por minuto están inhabilitados”, es decir, si la cuarta cifra es superior a 6, el usuario tiene que haber autorizado en su compañía telefónica este tipo de servicios ultracaros.



Números 118: números cortos de servicios con múltiples precios
La CNMC explica que son números cortos de servicios de información al usuario, los herederos del 1003 de Telefónica.
Hay muchas empresas que los ofrecen y las tarifas de estos números no están reguladas, así que se puede encontrar muchos precios.
La OCU advierte: si se es usuario habitual de estas guías hay que tener en cuenta “que algunas líneas cobran hasta 4 euros por minuto”.
Además, muchos de ellos ofrecen la "progresión de llamada", de manera que se ofrecen a hacer la llamada por el usuario, de forma que siguen cobrando como si se estuviese hablando con el 118.

sábado, 10 de enero de 2015

Economía y salud: del ébola a la hepatitis C.


Hace ya tiempo que trato temas que relacionan salud y economía donde critico el sistema actual para investigar y conseguir proveer a todo el mundo de remedios médicos a un precio accesible a todos.

Critiqué a las farmacéuticas pero también critiqué el papel que han tenido los gobiernos de los distintos Estados.

Si el ébola era un problema sobre todo en países subdesarrollados donde se había producido una dejadez de los países desarrollados hasta que les ha tocado de refilón, la hepatitis C parece ser hoy día un problema que afecta más de lleno a países de todo tipo, incluido los desarrollados.

El caso del ébola es de dejadez en la investigación mientras que el caso de la hepatitis C es de fijación de un precio del fármaco que puede curar la enfermedad.
En ambos casos se observa una dejadez del sector público en la investigación y regulación de la obtención de fármacos y la forma de fijar precios accesibles para la población enferma.

La pregunta que me hago yo desde hace mucho tiempo es:

¿El sector farmacéutico debe ser privado o público?

Recuerden ustedes que es un sector muy delicado ya que tiene que compatibilizar el afán por obtener un beneficio máximo como cualquier empresa con el justo objetivo de que todo enfermo pueda acceder a el tratamiento de su enfermedad.
En el caso del fármaco que se está usando para tratar la hepatitis C se puede observar una divergencia enorme entre lo que se dice que cuesta producirlo y lo que se pide en su comercialización.

La conclusión a la que llego es que el sector público ha reducido peligrosamente el presupuesto en investigación  dejando prácticamente a la empresa privada que se ocupe en descubrir los remedios a los problemas médicos que ellos decidan.

Los problemas a resolver son varios:

-¿Quién decide qué enfermedad investigar y con qué criterio?

-¿Qué participación pública y privada debe haber en la investigación?

-¿Cómo se fijan los precios de los medicamentos descubiertos por la investigación pública y por la privada?

-¿Cómo se regulan las patentes de las empresa privadas de investigación sin que se produzcan quiebras de estas empresa ni abusos de posición dominante?

Mi posición ante este grave problema ya la he desvelado en artículos anteriores: el sector farmacéutico debería ser público ya que está tratando uno de los bienes comunes más valiosos que tenemos todos o debemos preservar: la salud, que no puede ser considerada un negocio más.

No es ético hacer negocio poniendo en riesgo  la salud de la mayoría de la población, y sobre todo de la que tiene menos capacidad adquisitiva.

Exijamos a nuestros políticos de una vez por todas que se apruebe un presupuesto mucho más alto para la investigación pública en fármacos si no queremos tener más casos como el ébola,
la hepatitis C, el sida, el cáncer, etc.
Incluso es necesario algún organismo internacional público que se ocupe del tema de la investigación a nivel mundial de forma real.

Antes de que alguno me tache de izquierdas radical tengo que decir que esta opinión que tengo sobre el sector farmacéutico surge de mi formación como economista sin más.Estoy acostumbrado a criticar decisiones tanto de partidos que en teoría son de izquierdas como de derechas.
 El que me ha leído habitualmente se dará cuenta que para otros casos soy muy favorable a que actúen las fuerzas del mercado sin que exista la mínima intervención pública.