jueves, 20 de noviembre de 2014

Reforma fiscal para 2015.


El Pleno del Congreso ha terminado aprobando hoy los tres proyectos de ley (referidos al IRPF, al Impuesto de Sociedades y al IVA y otros tributos) que componen la reforma fiscal con el respaldo de los diputados del PP y la "satisfacción moderada" de los representantes de CiU, frente al rechazo del resto de la oposición, que cree que es una reforma regresiva e injusta.

 Así queda el marco fiscal en España:


IRPF


- Se establecen cinco tramos de renta a partir de 12.450, 20.200, 34.000 y 60.000 euros, a los que se aplicarán tipos del 20%, 25%, 31%, 39% y 47% en 2015, y del 19%, 24%, 30%, 37% y 45% en 2016.

- Los ingresos inferiores a 12.000 euros no estarán sujetos a retención.

- Se aumenta a 5.700 euros la reducción por rendimientos netos del trabajo para rentas inferiores a 11.250 euros, se fija una tabla de transición para rendimientos netos entre 11.250 y 14.250 euros, y se reduce a 2.000 euros para rentas superiores a 14.250 euros.

- El mínimo personal se incrementará de 5.150 a 5.550 euros.

- Los mínimos familiares aumentarán hasta un 32%.

- Las familias numerosas o con hijos o ascendientes con discapacidad recibirán 1.200 euros, acumulables hasta 4.800 euros si suman varias de estas situaciones.

- La indemnización exenta por despido se amplía a 180.000 euros y se permite la reducción del 30% incluso si la indemnización se percibe de forma fraccionada.

- La reducción por rentas irregulares (recibidas en un año, pero consecuencia de varios ejercicios) bajará del 40% al 30%.

- Se amplía al 60% la reducción por alquiler de vivienda para el arrendador.

- La deducción para inquilinos por alquiler de vivienda habitual desaparecerá, salvo para los contratos anteriores a 2015.

- Se suaviza la penalización tributaria en las plusvalías por venta de vivienda, al atenuar el efecto del coeficiente de abatimiento (beneficios para plusvalías patrimoniales de un bien adquirido antes de 1995), de forma que las viviendas compradas antes de 1995 que se vendan por menos de 400.000 euros evitarán la subida impositiva.

- La tributación por los rendimientos del ahorro bajará a una horquilla del 20% al 24% en 2015 y del 19% al 23% en 2016.

- La aportación máxima desgravable a planes de pensiones será de 8.000 euros.

- Las plusvalías generadas por mayores de 65 años estarán exentas si se transforman en renta vitalicia.

- Se reduce de 10 a 5 años el plazo mínimo de un plan individual de ahorro sistemático (PIAS).

- Se podrán rescatar cantidades correspondientes a planes de pensiones transcurridos 10 años.

- Estarán exentos los rendimientos obtenidos por cuentas bancarias o seguros de vida mantenidos durante un mínimo de 5 años y siempre que no se aporten más de 5.000 euros anuales.

- La ganancia patrimonial generada por una dación en pago estará exenta, en tanto que las pérdidas derivadas de la inversión en participaciones preferentes servirán para compensar las ganancias patrimoniales que se obtengan con las acciones fruto del canje.

- La exención de los dividendos hasta 1.500 euros se suprimirá.

- Se eliminará la distinción por las plusvalías cosechadas en menos de un año, que tributaban al tipo marginal del contribuyente y pasarán a hacerlo a los tipos del ahorro.

- La retención a autónomos profesionales con rentas inferiores a 15.000 euros bajará del 21% al 15%.

- En 2015 se reducirá, en general, del 21% al 19% el porcentaje de retención e ingreso a cuenta aplicable a profesionales y autónomos, y se rebajará en 2016 hasta el 18% de retención e ingreso a cuenta para estos rendimientos.

- El sistema de módulos se limitará a 150.000 euros de ingresos y 150.000 euros de gasto, y quedaran excluidos los autónomos que facturen menos del 50% a personas físicas.

- El régimen de módulos para las actividades agrícolas eleva a 250.000 euros, frente a los 200.000 previstos, el volumen de rendimientos íntegros obtenidos en el ejercicio anterior para poder aplicar este régimen de estimación objetiva en la determinación de su rendimiento neto.

- Para impulsar el mecenazgo se incrementará con carácter general la deducción por donativos en hasta diez puntos.

- Para ampliar la participación social en el mecenazgo se establece una deducción del 75% para los donativos inferiores a 150 euros.


IRPF de no residentes


- Los deportistas profesionales que residan en España por motivos laborales ya no podrán acogerse al impuesto de la renta de no residentes y tendrán que tributar por el IRPF.

- El tipo general de la tributación de los no residentes baja al al 24%, y hasta el 19% en 2016 si el contribuyente reside en estados miembros de la Unión Europea.

- Los trabajadores extranjeros desplazados a España (salvo deportistas profesionales) podrán tributar como no residentes a un tipo del 24% para los primeros 600.000 euros de retribución y durante cinco periodos impositivos consecutivos.


IVA


- En cumplimiento de una sentencia del Tribunal Europeo subirán al tipo general del 21% los productos intermedios de elaboración de medicamentos, los equipos médicos, los aparatos, instrumental sanitario y productos farmacéuticos.

- Se mantendrán en el tipo reducido del 10% productos diseñados para paliar deficiencias, como gafas y lentillas graduadas, prótesis, sillas de ruedas o muletas, así como gasas, vendas, botiquines o parches oculares.

- El sector de las flores y plantas ornamentales tendrán un IVA reducido del 10%, frente al 21% al que estaba tributando.

- Los libros electrónicos tributarán en el país donde se realice la descarga.

- Tributarán en destino los servicios electrónicos, de telecomunicaciones, radiodifusión y televisión cuando el destinatario sea un particular.


Impuesto de Sociedades


- El tipo se rebajará del 30% al 28% en 2015 y al 25% en 2016, salvo para las entidades de crédito y las empresas dedicadas a la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos.

- Las empresas de nueva creación tributarán al 15% en el primer período impositivo en que la base imponible resulte positiva y en el siguiente, excepto si tienen derecho a un tipo inferior.

- Se aumentará la base imponible del impuesto para acercar el tipo efectivo al tipo nominal.

- Se prorrogarán las medidas temporales en vigor relativas a pagos fraccionados incrementados, limitación de compensación de pérdidas, limitación del fondo de comercio e incremento del pago fraccionado con dividendos de fuente extranjera.

- Sustitución de las deducciones por reinversión de beneficios por la deducción de reserva de capitalización, por la que queda exenta de tributación la parte del beneficio que se destine a la constitución de una reserva indisponible.

- Se creará una reserva de nivelación para pymes para compensar futuras pérdidas en un plazo de cinco años y una reserva de capitalización del 10% del beneficio con un límite de 1 millón de euros. La aplicación de ambas reservas permitirá bajar el tipo efectivo a las pymes al 20,25%.

- El límite a la compensación de bases imponibles negativas se calculará sobre la base imponible, de forma previa a la aplicación de la nueva reserva de capitalización.

- La compensación de las bases imponibles negativas se limitará al 60% desde 2016 para evitar el recurso al endeudamiento, aunque se aplicará a partir de un millón de euros para no perjudicar a las pymes.

- Las empresas que destinen cuantías superiores al 10% de su cifra de negocio podrán elevar de 3 a 5 millones de euros anuales el importe monetizable de la deducción por I+D.

- Las producciones cinematográficas españolas se desgravarán el 20% del primer millón de euros invertido y el 18% del resto hasta tres millones.

- Las producciones cinematográficas extranjeras se podrán deducir el 15% de los gastos realizados en territorio español con un límite de 2,5 millones, y siempre que el gasto mínimo sea de un millón de euros.

- El desarrollo de actividades de proyectos de demostración inicial o proyectos piloto relacionados con la animación y los videojuegos permitirá aplicar la deducción del 12% de los gastos efectuados en el período impositivo directamente relacionados con estas actividades que se apliquen efectivamente a su realización y consten específicamente individualizados por proyectos.

- Deducción del 20% para apoyar la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales.

- El límite de la deducción por intereses se calculará sobre el beneficio operativo del grupo fiscal para adquisición de participaciones, si el préstamo no excede el 70% del valor de adquisición de la participación y se amortiza la deuda a razón de 5 puntos porcentuales, anualmente durante 8 años.


Otros aspectos tributarios


- La exención del 85% del impuesto sobre la electricidad se ampliará a todos los procesos productivos en los que el coste de la electricidad supere el 50% del coste de producción.

- Se publicará una lista de morosos que incluirá a los defraudadores que tengan deudas con Hacienda o sanciones tributarias superiores al millón de euros.

- Se ampliarán los plazos de la Inspección de Hacienda y se suspenderán en determinados casos.


martes, 18 de noviembre de 2014

Objetivos equivocados del BCE: inflación y crecimiento.


Parece mentira que una institución como el BCE, que se creó básicamente para controlar la inflación, tenga como objetivo hoy generar inflación como un objetivo previo a la consecución de crecimiento y empleo.

La inflación se produce básicamente por dos motivos:

1º-Política monetaria expansiva.

2º-Exceso de demanda agregada sobre la oferta agregada.

Evidentemente no es que el BCE busque la inflación como un fin último, sino que piensa que va a venir unida a la creación de empleo, producción y una mayor recaudación fiscal.

¿La inflación necesariamente nos lleva a más crecimiento y empleo?
¿O es al revés? El crecimiento y empleo suele generar inflación.


Hay un hecho actual que hace que se pueda producir más y no se cree más empleo; me estoy refiriendo al avance tecnológico que destruye empleo.

Si podemos tener crecimiento económico y destrucción de empleo, el problema real que tenemos es cómo conseguir una sociedad menos desigualitaria; o mejor dicho, una sociedad que dé oportunidades de mejora a todos los trabajadores mediante su esfuerzo intelectual o físico.

El problema actual que tiene la economía no es la deflación ni la falta de crecimiento. El problema actual de la economía es cómo se deben distribuir las rentas entre los empresarios(beneficios), los trabajadores(salarios) y el Estado(impuestos).
Estaremos todos de acuerdo que en los últimos tiempos los salarios han caído, y los impuestos y beneficios empresariales han crecido.

¿Hasta qué punto esto es compatible con una economía sostenible y generadora de un mayor bienestar social?

Si una mayor inflación vía política monetaria expansiva no supone ni más empleo ni mejor calidad del mismo, y si un crecimiento económico mayor no supone ni más empleo ni mejor distribución de la renta, qué creen ustedes que persigue realmente el BCE con sus continuas vueltas de tuerca a la política monetaria.

¿Seguimos el camino de Japón de llevar la política monetaria al infinito?

Parece ser que los últimos datos de Japón ponen de relieve que la política monetaria no es la panacea a todos los males de esta crisis, y que el dinero que no representa trabajo es simplemente eso, un metal o un papel.

No es de extrañar que la velocidad de circulación del dinero haya caído en la misma medida que se ha ido aumentando la emisión de dinero.

En términos de la ecuación de la teoría cuantitativa del dinero:

P*Y=M*V 

Donde P es el nivel de precios, Y el nivel de producción, M la cantidad del dinero y V es la velocidad de circulación del dinero o número de veces que el dinero cambia de manos en un período de tiempo.

Si partimos de la existencia de una pequeña deflación y un pequeño crecimiento del PIB que vienen a hacer que el lado izquierdo de la ecuación a penas se haya alterado, podemos concluir que el aumento de la cantidad de dinero ha sido de la misma proporción que la caída de la velocidad de circulación del dinero.
La baja actividad económica puede hacer pensar que hay menos dinero en la economía cuando en realidad es todo lo contrario: hay más dinero pero cambia menos de unas manos a otras, o simplemente no circula.

La política monetaria se muestra más eficaz para frenar la actividad económica cuando hay inflación, pero los hechos demuestran que no es tan eficaz para que aumente la actividad económica, y menos aún a largo plazo.

¿Porqué esta obsesión de usar la política monetaria para salir de la crisis?

¿No será que simplemente se está tratando de facilitar la financiación al Estado y por ende contribuyendo a una mayor irresponsabilidad de nuestros políticos y banqueros?

Los políticos no se tienen que preocupar por el déficit y los banqueros por cuadrar su liquidez ya que el BCE está para tapar la mala administración de ambos grupos.

lunes, 10 de noviembre de 2014

¿Por qué se llama déficit de tarifa?



Seguro que alguno de ustedes han llegado a creer durante algún tiempo que los costes de producción y distribución de la electricidad estaban por encima de los ingresos que obtienen de los consumidores, y que por tanto había que compensar a las eléctricas para que no perdieran dinero.

¿Conocen alguna empresa privada que produzca a sabiendas de que no va a ganar nada?

Otra cosa es que se le garantice que no va a perder nunca, a pesar de ser una empresa privada.

La pregunta que me surge es muy simple:

¿Es lógico privatizar empresas eléctricas y luego garantizarlas que no van a perder dinero?
O mejor dicho: garantizarlas beneficios seguros.




¿Alguien sabe realmente qué se perseguía con la privatización de la eléctricas?
¿Más competitividad, eficiencia y menor precio de la electricidad?

Si partimos del hecho de que las empresas eléctricas no son muy dadas a dejarse auditar sus costes reales, cómo es posible hablar de déficit de tarifa si no se conocen al detalle sus costes.

Evidentemente, llamar déficit de tarifa a la diferencia entre los ingresos obtenidos de los consumidores de electricidad y los costes que la normativa reconoce por suministrar electricidad es alterar el mismo concepto de déficit.

¿Tiene sentido que haya déficit de tarifa y a su vez las eléctricas tengan beneficios abultados incluso en años de crisis económica donde la demanda de electricidad ha caído claramente?

¿En vez de déficit de tarifa cómo podríamos llamar a esta realidad?

¿Beneficio mínimo garantizado?

Quedaría un poco feo de cara a los consumidores de electricidad que se reconociera que el Estado está garantizando beneficios a empresas que se han privatizado, y encima que se trata de monopolios naturales que deberían ser controlados por el Estado.

Lo que hay que pedir a nuestros políticos es que ya que se han atrevido a hacer lo que han hecho, que se atrevan a llamar a las cosas por su nombre, y no por su antónimo.

Lo más curioso de toda esta situación es que a pesar de lo cara que tenemos la luz, este sistema de déficit de tarifa lo que hace es encubrir una inflación aún mayor a la estimada actualmente.

¿Alguien se cree que tengamos realmente deflación?