viernes, 29 de agosto de 2014

La próxima burbuja en estallar:la deuda pública.


¿Cuáles son las señales que hacen sospechar que la deuda pública está a punto de estallar?O sea que su precio difícilmente puede subir más y se puede esperar una caída brusca de su precio.

Cuando uno compra deuda pública puede obtener ganancias de dos formas diferentes:

1ª-A través del cupón que se cobra periódicamente o la diferencia entre el importe de reembolso y el de compra(caso de las letras).Este suele ser el caso habitual del inversor persona física, ya que suele esperar al vencimiento del título de deuda pública.

2ª-A través de la diferencia del precio de venta del título y el de compra( plusvalía).Por su puesto, se tiene que dar la situación de que vayan cayendo los intereses de la deuda para que el precio de los títulos vayan subiendo(caso actual).

La razón por la que indico que hemos llegado al final de la burbuja es porque los intereses ya casi no pueden bajar más(negativos)y por tanto los precios de los títulos no pueden subir más: ni se puede ganar vía cupón ni vía plusvalía y además el riesgo de impago o retraso de cobro es evidente.

¿Por qué sigue comprando deuda pública la banca?

Si hoy día, la deuda pública se sigue comprando a pesar de que dé rendimientos irrisorios(sobre todo la de corto plazo), es porque la banca tiene muchos problemas para gestionar su abundante liquidez y porque el BCE cobra por mantener dinero en su caja. Por otro lado, la banca pide prestado al BCE para obtener rendimientos con los títulos de más plazo.
Digamos que la banca todavía tiene un negocio con los títulos de largo plazo y que para pedir prestado al BCE se aceptan títulos de deuda pública como garantía. Este sistema de garantía lo que hace es garantizar al Estado que la banca comprará deuda pública.¿Hasta cuándo y de qué plazos?
De momento se compra deuda a corto plazo para gestionar la abundante liquidez que tiene la banca y la de largo plazo porque es el verdadero negocio de la banco hoy ante la mala situación del tejido empresarial privado.

Otra cosa que hay que contar y que puede ayudar a explicar la caída de los interese de la deuda pública es que el propio Estado esté acudiendo a comprar la deuda antigua(cupón más alto) en el mercado secundario para reducir costes, ya que puede emitir(mercado primario) a un coste menor.Se trataría de reducir claramente el plazo medio de la deuda pública.

¿Cuáles son los próximos escenarios posibles en relación al BCE, a los Estados y banca?

Aunque está prohibido que el BCE financie directamente al Estado, de facto se está produciendo desde el mismo momento que se admite como garantía para pedir prestado al BCE la propia deuda pública.

¿Es posible que la banca no acuda en un momento dado al préstamo barato del BCE?

Si esto ocurre, qué siguiente opción le queda al BCE para forzar la inflación y garantizar que pague el Estado.

-Próximo escenario: el BCE compra deuda pública. 

Mario Draghi ya insinuó  el 6-9-12 la posibilidad de comprar bonos,imaginamos que se refería a la deuda publica más que a la privada.
¿En el mercado primario o secundario?Si las nuevas emisiones no son cubiertas por los inversores privados,se vería obligado el BCE a acudir al rescate antes de que no pague el Estado.

-Escenario final: al Estado no le compran la deuda pública que pretende emitir(mercado primario)y empieza a impagar intereses y vencimientos de deuda pública.Como esto no le va a ocurrir a un solo Estado sino que serán varios, el BCE se verá obligado a condonar deuda(monetizar deuda).Se tendrá que acordar qué importe se condonará a cada Estado.El Estado no puede dejar de pagar la deuda pública porque llevaría consigo a la banca y a la seguridad social, principales tenedores de deuda pública.

Vamos hacia una monetización de deuda si los Estados no consiguen reconducir sus economías hacia el crecimiento, empleo y ajuste presupuestario en poco tiempo.

¿Cuánto tiempo puede aguantar el Estado con déficit público y un paro de más del 20% sin que suban los intereses de la deuda o no pague?

¿Se han preguntado alguna vez cómo los políticos ven tan normal la deuda pública que tenemos y el déficit público de cada año?
¿A que en su casa no podrían administrarse con tanta ligereza?
Se imaginan la razón:la moneda fiduciaria y el banco central a disposición del Estado.

Hoy día es inimaginable un Estado o comunidad sin su gran poder: emitir dinero sin respaldo real.

¿SE IMAGINA UNA ECONOMÍA DE TRUEQUE HOY?

Ni la banca ni los políticos tendrían el poder que tienen hoy sobre todos nosotros.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Portugal y España pagan tipos históricos mínimos por su deuda pública.¿Por qué?

Si a la hora de analizar la solvencia de ambos Estados nos centráramos en ver la evolución de su PIB, paro, deuda pública y déficit público, diríamos que los inversores no saben lo que están haciendo y se están comportando de forma irracional.

Por otro lado, si tenemos en cuenta que la banca cuenta y al parecer contará con toda la liquidez necesaria hoy y en un futuro y a un coste ridículo, que hay una alta tasa de morosidad tanto en la banca como en el resto tipos de empresas. En dos palabras: que la desconfianza entre los agentes económicos es máxima. Si tuviéramos en cuenta todo esto, es más entendible que hoy día se valore mucho más la seguridad que la posible rentabilidad que pueda prometer cualquier deudor.

La economía presenta una clara situación de incertidumbre y desconfianza que se refleja en que el Estado pueda pedir todo el dinero que quiera y se comporte como una mera caja fuerte para los inversores,  dado que prestar al sector privado supone un riesgo evidente.

Hoy día cualquier inversor se enfrenta a una situación complicada:

-La renta variable no presenta una situación de clara tendencia alcista que hace que la mayoría de inversores no terminen de decidirse entrar en este mercado.

-La renta fija privada presenta un riesgo altísimo de impago en muchos de los tipos de deuda emitidas por determinadas empresas; por algo se promete un pago de intereses mucho más alto que el de la deuda pública.

-La renta fija pública por último se sigue presentando como el activo de menor riesgo de impago, a pesar que en Grecia se produjo impago. Al mismo tiempo también es el activo financiero que menos intereses paga, comportándose el Estado como una auténtica caja fuerte de muchos bancos, que son los que suelen comprar este tipo de activos.

Si les preguntamos a los políticos por qué el Estado es está financiando tan barato, podemos oír que ya estamos saliendo de la crisis, que ha bajado la prima de riesgo, que se ha reducido el paro, etc.
No darían la misma explicación que doy yo a este coste bajísimo de la financiación de la deuda pública ya que los políticos siempre están en campaña electoral.

¿Se imaginan la situación de le deuda pública hoy si el BCE y la banca no estuvieran detrás?

¿O creen ustedes que realmente hoy el Estado es más solvente que en 2005?

La realidad demuestra que un Estado puede ser menos solvente y al mismo tiempo poder pagar menos intereses por financiar su deuda pública, debido a la intervención del BCE y al mal estado del tejido empresarial.

¿Creen ustedes que España y Portugal están saliendo claramente de la crisis?

sábado, 16 de agosto de 2014

¿La deflación actual es lógica?¿Quién la teme?


La Contestación a la primera pregunta es contundente: es lógica la actual deflación y necesaria.Sería una barbaridad que dada la caída de las rentas salariales actuales existiera además inflación que no fuera debida a un consumo pujante.

Si tu realizas una reforma laboral para favorecer la caída brusca de los salarios, lo normal es que  a su vez se produzca una caída de la renta real disponible media de los asalariados, que son la mayoría de los consumidores y finalmente caerá el consumo y los precios de bienes y servicios.

¿Qué creen ustedes que pretende el BCE con su política monetaria expansiva?

¿Crear Empleo? ¿Crear inflación?¿Favorecer beneficios a la banca?¿Favorecer financiación al Estado a bajo coste?

La política monetaria actual del BCE busca financiar al Estado su déficit a bajo coste y a la banca garantizarla beneficios. El crédito barato que da el BCE a la banca difícilmente irá a parar a las empresas y familias.
¿O creen  ustedes que necesitan las empresas realmente ampliar su capacidad de producción?

A lo sumo necesitan mejorar sus procesos de producción, ya que las mayoría de empresas presentan exceso de capacidad productiva.
La inversión y el consumo tienen que ir de la mano; de nada sirve ofrecer crédito barato si uno no sabe en qué invertirlo.
A nadie se le ocurre invertir  en algo que piensa que no va a poder vender.Tan importante como los tipos de interés bajos son la expectativas que tienen los empresarios sobre el consumo a la hora de invertir.

Tiene que haber un equilibrio entre los beneficios empresariales y los salarios de los trabajadores.

Cuando se produce un desequilibrio acusado entre las rentas del trabajo y las rentas del empresario se rompe el círculo virtuoso de la riqueza: si gana mucho el empresario a costa del trabajador, tarde o temprano se producirá deflación y exceso de capacidad de producción(situación actual), y si el trabajador está muy bien pagado se producirá inflación y es cuando el empresario tiene que  incrementar su capacidad productiva;en este caso es cuando realmente tiene importancia la intervención del banco central para frenar la inflación. Realmente ésta era la función principal del banco central, controlar la inflación. 
Hoy día parece que el banco central tiene que ser el que nos saque de la crisis, cree empleo e incluso se le pide que genere inflación.
No es posible pretender que halla inflación y a su vez favorecer que caigan los salarios: si queremos ser más competitivos será lógico que al caer los salarios se produzca deflación.

En Cuanto a la segunda pregunta, la contestación es muy clara.

Los dos grupos que temen la deflación son los endeudados y los empresarios.
¿Y quiénes son los más endeudados hoy día? El Estado, algunas empresas y familias.

Los endeudados porque la deflación hace que la deuda aumente en términos reales.

Los empresarios porque la deflación afecta a sus ingresos y probablemente a sus beneficios si los costes de producción no se reducen al menos en la misma proporción que los precios de los bienes y servicios.

Lo ilógico del BCE es que cree que bajando los tipos de interés a los que presta a la banca y dándoles crédito a los bancos  aumentará la inversión y el consumo.

Los factores más importantes que influyen en la inversión son: los tipos de interés, el consumo actual y las expectativas del consumo futuro, la morosidad,etc.

Fíjense que también doy mucha importancia a la morosidad: hoy día hay muchas empresas bien estructuradas pero que, al tener clientes morosos, pueden ir a la quiebra.

¿Cómo se consigue reducir la morosidad a la mínima expresión?

Básicamente haciendo un estudio riguroso de solvencia a aquel que pide crédito.
Si siguen los bancos dando crédito de forma irresponsable tendremos una segunda ronda de quiebras bancarias.

LA VERDADERA RAZÓN QUE NOS HA LLEVADO A ESTA CRISIS HA SIDO DAR CRÉDITO DE FORMA IRRESPONSABLE.

viernes, 8 de agosto de 2014

¿Se puede medir la felicidad?¿Qué es?

La ecuación de la felicidad desarrollada por Robb Rutledge y su equipo. (E. Villarino)

Estas preguntas han sido formuladas desde hace mucho tiempo; yo creía que existía el convencimiento generalizado de que es imposible medir la felicidad de una persona y comparar la felicidad entre personas, pero últimamente se ha diseñado una fórmula con la creencia de que mide la felicidad con precisión..

La razón fundamental que hace imposible su medición es que la felicidad es una magnitud  cualitativa y no cuantitativa, con lo cual es imposible poner un número a la felicidad.
La felicidad se basa más en la percepción personal que tiene cada uno al conseguir un objetivo que en el propio estímulo u objetivo conseguido que nos reporta felicidad.

Lo que pone de manifiesto esta fórmula diseñada  por investigadores del University College de Londrés es que la felicidad no solo depende de los objetivos conseguidos sino de las expectativas de conseguir nuevos objetivos y el grado de consecución. Las expectativas que uno tiene influyen decisivamente en el grado de felicidad, hasta el punto que se llega a decir que el que tiene expectativas menos elevadas suele ser más feliz.
Algunos definirían la felicidad como un estado en el que uno no desea nada, cosa de la que no estoy muy de acuerdo ya que considero que es necesario para ser feliz tener siempre algo que hacer que a uno le llene y motive.

Hay muchas razones que dificultan la medición o incluso la estimación de la felicidad:

1º-El número de factores que influyen en la felicidad de una persona es casi infinito: salud, trabajo, familia, ocio, climatología, amor, amistad, reconocimiento, patrimonio, etc.

2º-Cada persona tenemos unos gustos muy distintos, lo cual hace que nuestra satisfacción ante los mismos estímulos sea muy diferente. Esto explica cómo una tribu africana puede ser mucho más feliz que un sociedad urbana a pesar de tener muchos menos recursos materiales.Cada persona tiene su propio cóctel de hechos o circunstancias que le hacen feliz y que suele ser muy distinto al de otra persona.

En el mejor de los casos cada persona podría definir su fórmula de la felicidad, pero incluso en este caso la fórmula iría cambiando a lo largo del tiempo de nuestra vida, ya que nuestra percepción o apreciación de las cosas va cambiando a lo largo de nuestra vida.

Este ejemplo de pretender medir con precisión variables cualitativas es un error típico en economía.

Un ejemplo claro podría ser el intento de medir o estimar con cierta precisión el bienestar social de un país a través de la medición del PIB per cápita del país y creer que es una media que permite comparar el bienestar social entre países.

Que España tenga una renta per cápita de 22000€ no quiere decir que toda persona disponga de esos 22000€ , y mucho menos que todas las personas hagamos el mismo uso de esos 22000€.Además hay que tener en cuenta el nivel general de precios en el país, ya que no es lo mismo tener 22000€ para vivir en España que en Inglaterra o Nigeria.

Un ejemplo claro lo tenemos hoy en España; puede que en 2014 crezca el PIB un 1,5% y seguro que muchos de ustedes no sientan un mayor bienestar, sino más bien todo lo contrario, y fundamentalmente porque esa distribución del PIB  es hoy día más desigual que nunca.

La cuestión final que nos surge es si realmente sabemos definir la felicidad o simplemente sabemos identificar hechos o situaciones que nos hacen felices al menos momentáneamente.

La felicidad es algo que todos perseguimos pero que no sabemos cómo se consigue:la felicidad es una continua búsqueda dentro de nosotros mismos.
Para poder acercarse a la felicidad propia uno tiene que empezar por conocerse a uno mismo.