viernes, 28 de febrero de 2014

Diferencia entre variables nominales y reales.


La forma de expresar las variables económicas por los políticos suele dar lugar  muchas veces a encubrir lo que está ocurriendo en realidad.
Seguro que muchos de ustedes han oído decir que las pensiones se han revalorizado un 0,25% cuando a su vez se tiene una inflación superior a ese 0,25%. Si hablamos en términos nominales y se lo aclaramos a los pensionistas podría ser correcto; lo que no es correcto es pretender hacer creer al pensionista que ha crecido su capacidad de compra. Mientras que en la revalorización nominal no se tiene en cuenta la inflación, en la revalorización real hay que descontar la inflación para poder saber si realmente se ganan capacidad de compra o no. Para que se produzca aumento de la capacidad de compra es necesario que el aumento nominal sea mayor a la inflación.

Actualizar o revalorizar pensiones es simplemente dar nuevo importe a la pensión, que no tiene que suponer necesariamente una ganancia de capacidad adquisitiva. Todo dependerá si el aumento de la pensión es superior o inferior a la inflación. Digamos que el juez que dirime si hay aumento o disminución de capacidad de compra es la inflación.

Otro ámbito en el que es importante distinguir lo que es una variable real o nominal es en el financiero.
Cuando uno va a abrir un depósito al banco, lo que le ofrecen es un interés nominal por ejemplo del 1,5%, pero lo que a nosotros realmente nos interesa es el rendimiento real de nuestra inversión, para lo cual debemos restar la inflación: por ejemplo, si tenemos una inflación del 0,5% y nos ofrece el banco un depósito a un año al 1.5% nominal, en realidad estamos ganando un 1%. El tipo de interés real sería un 1% que es el aumento de capacidad adquisitiva de el dinero que hemos prestado al banco a lo largo de un año.

Otro ámbito donde se usa estos conceptos es en el mercado de divisas: en este mercado lo que conocemos como tipo de cambio entre dos divisas no es  ni más ni menos que un precio relativo de ambas divisas.
Cuando decimos que el € cotiza a 1,36 frente al $ ,lo que estamos queriendo decir es que por cada € recibiríamos 1,36$ en el mercado de divisas(1,36€/$).

El concepto de valor nominal y real es aplicable en casi todos los ámbitos económicos, por ejemplo:

A)-Podemos comparar nuestro salario con el coste de una vivienda de 100 metros cuadrados útiles: así durante el boom inmobiliario pudimos observar cómo el precio de la vivienda aumentó algún año  un 15% mientras los salarios crecían un 3% ,con lo cual nuestra capacidad de compra real de vivienda se vio reducida ese año en un 12% . Esta alteración del precio relativo entre salario y vivienda  en contra del asalariado no es sostenible en el tiempo en ninguna economía y fue la causa del desplome posterior del precio de la vivienda.

¿Cuál fue la causa de este cambio  de precios relativos entre salario y vivienda?

Sin lugar a dudas la facilidad de crédito de aquella época, que dio lugar a una demanda inmobiliaria ficticia, ya que se demostró que no era solvente.
Por contra, podemos observar cómo desde el 2008 hasta hoy(2014) el precio de la vivienda ha caído más que la caída de los salarios, demostrándose que debe haber una relación entre salarios y coste de la vivienda más o menos estable y razonable.

B)-En términos generales podemos comparar el valor relativo entre dos bienes a través del concepto de precio relativo. Por ejemplo, si tenemos que un kilo de naranjas cuesta 1€ y un kilo de plátanos 2€, podemos calcular el precio relativo entre ellos simplemente haciendo el cociente de sus precios.
Así  2/1=2 nos indicaría que un kilo de plátanos equivaldría a 2 de naranjas y que si volviésemos a una economía de trueque sería ese el cambio real entre ellos.

La pregunta que seguro muchos de ustedes se hace es si estos precios relativos de bienes se tienen que mantener en el tiempo. La respuesta es que esta relación no es fija siempre y se altera por las propias fuerzas de los distintos mercados. Así en el caso de las naranjas y plátanos el hecho de que se esté en época de cosecha de cualquiera de ambos productos suele hacer que se aumente la oferta y caiga su precio. Que se produzca una mala cosecha de plátano o naranja también alteraría el precio relativo de ambos bienes. Cualquier alteración de la oferta o demanda de los productos puede alterar la relación de cambio que habría entre ellos si tuviésemos una economía de trueque.

En el caso de la relación entre salario y coste de la vivienda, según mi entender, debería existir una relación más estable .¿Cuál creen que podría ser un relación adecuada entre salario y coste de vivienda?
Si suponemos que una familia media hoy está formada por la pareja y un hijo o dos y tiene los siguientes gastos y rentas:

-Renta media de esta familia podría estar en torno a los 18000€.
-Gasto anual en comida,ropa,calzado de 8000€.
-Gasto en luz,agua,teléfono,gas de 1000€.
-Gasto de desplazamiento(coche,seguros,mantenimiento,combustible,impuestos)de 2000€.
-Gasto en vivienda(hipoteca y mantenimiento de la casa) de 7000€.

Supongamos que la casa se compra mediante hipoteca a los 28 años y se paga 500€/mes durante 25 años de forma que a los 53 años ya se ha amortizado el préstamo hipotecario.
La vivienda que esta familia se podría comprar no debería costar más de 100.000€ y tendría que tener la suerte de mantener sus rentas al menos durante estos 25 años de hipoteca lo que implica mantener el trabajo y la salud durante este tiempo.
A alguno le parecerá poco tiempo los 25 años para pagar la hipoteca pero a mí no, ya que con más de 50 años se empieza a tener un riesgo alto de paro si uno pierde su empleo de toda la vida, cosa hoy día más habitual de lo que uno cree.
¿Qué relación entonces he sacado entre rentas y valor del la vivienda?
100.000/18.000=5,5

El coste de la vivienda no debería ser más de 6 veces la renta anual de una familia tipo(uno o dos hijos)
Si tu caso se aproxima mucho al que yo he puesto y pretendes adquirir una casa de más de 100.000€, que sepas que estas siendo demasiado optimista y el más mínimo imprevisto te puede llevar a no poder pagar la hipoteca, viéndote en un problema importante muy probablemente antes de jubilarte.

La moraleja de este artículo es que los análisis económicos  hay que hacerlos en término reales, es decir, comparando variables y no viendo sólo el valor absoluto de cada variable.

jueves, 20 de febrero de 2014

¿Hay razones confesables para tener dinero en paraísos fiscales?


Últimamente está muy de moda argumentar que se puede tener dinero en un paraíso fiscal y no infringir ningún tipo de ley tributaria. Esta afirmación en sí misma es una falsedad, teniendo en cuenta la propia definición de paraíso fiscal y las motivaciones habituales que llevan a tomar esta decisión.

Cuatro factores clave son los utilizados para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal:
1-Si la jurisdicción no impone impuestos o éstos son sólo nominales. La OCDE reconoce que cada jurisdicción tiene derecho a determinar si impone impuestos directos. Si no hay impuestos directos pero sí indirectos, se utilizan los otros tres factores para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal.
2-Si hay falta de transparencia. La opacidad informativa yo diría que es la característica principal de un paraíso fiscal, ya que es la que permite tener la confianza de no declarar sin ser descubierto.
3-Si las leyes o las prácticas administrativas no permiten el intercambio de información para propósitos fiscales con otros países en relación a contribuyentes que se benefician de los bajos impuestos.
4-Si se permite a los no residentes beneficiarse de rebajas impositivas, aún cuando no desarrollen efectivamente una actividad en el país.
Los motivos habituales para depositar dinero en un paraíso fiscal son lo siguientes:

A-Origen de dudosa legalidad del dinero en cuestión, por no decir que suele provenir de actos delictivos(corrupción,drogas, o economía sumergida). Incluso puede darse el caso que el dinero sea obtenido legalmente pero que se pretenda eludir la futura tributación en el país de origen.

B-Intención de eludir al fisco o pagar muchos menos impuestos sin la necesidad de residir en el propio paraíso fiscal. Normalmente el que acude a los paraísos fiscales lleva una importante cantidad de dinero; teniendo en cuenta el sistema fiscal español no tendría mucho sentido mandar a un paraíso fiscal menos 100.000€ , y menos aún si se ha obtenido de forma legal.
¿Qué impuestos se suelen tratar de eludir o rebajar en un paraíso fiscal? Fundamentalmente los directos: IRPF, donaciones y sucesiones, sociedades, patrimonio,etc.

¿A que a ninguno de ustedes se le ocurriría llevar 1000€ a un paraíso fiscal?  

La pregunta que nos tienen que contestar los políticos de todos los países del mundo es cómo no son capaces de eliminar estos paraísos fiscales a sabiendas que suponen una pérdida importante de ingresos fiscales en todos los países. La respuesta me imagino que la conocen muchos de ustedes: lamentablemente los que gobiernan lo hacen en teoría para todos pero sobre todo para ellos.
Se dice que al menos una cuarta parte de la riqueza mundial está depositada  o gestionada desde paraísos fiscales.

Si les dijera que a día de hoy Suiza la OCDE no le considera un paraíso fiscal seguro que muchos de ustedes se sorprendería, igual que me ha ocurrido a mí.

Los paraísos fiscales enumerados en la lista publicada por la OCDE el 2 de noviembre de 2011 son:
Territorios que se comprometen a mejorar la transparencia e intercambio de información:

¿El fraude fiscal y los paraísos fiscales están justificados por una fiscalidad voraz de los Estados?

¿Y al mismo tiempo son los políticos unos de los mejores clientes de los paraísos fiscales?

¿Cuántos partidos ponen como objetivo de sus programas electorales la eliminación de los paraísos fiscales?

Ni se nos pasa por la cabeza el escándalo que supondría conocer a todos aquellos que usan los paraísos fiscales. Sólo recibimos información de casos a cuenta gotas.

¿Tiene usted alguna razón confesable para tener dinero en un paraíso fiscal?